Club de Montaña de Firgas
Tenemos 67 invitados online

Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Domingo, 19.11.2017
Crónica de Dolores de la 2ª Subida al Teide. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Martes, 01 de Abril de 2014 18:08

Es sabido que todo lo que organiza Clumonfir supera con creces las expectativas y este año no iba a ser menos; empezamos muy temprano, a las 07:30 quedamos en Agaete, desanimados porque se quedaban en tierra dos de los grandes del club, pero ilusionados por la aventura que estaba a punto de comenzar.

 

Con la vista puesta en el mar, porque el oleaje era considerable y tal como preveíamos, muchos acabamos hablando con la vasija. Pasado el mal trago, iniciamos nuestra andadura por Tenerife.


Desayunamos en La Esperanza y con los nervios a flor de piel reanudamos la marcha, los nuevos por lo desconocido y los que repetíamos, por el miedo a la dureza del año anterior.

 

El viaje en guagua fue rápido y antes que nos diéramos cuenta ya estábamos en el sendero de Montaña Blanca, fueron 5 kms de pista con paisajes increíbles,  nieve en el camino que dificultaba el paso, pero a la vez era el sitio perfecto para jugar y como no, hacer fotos.

 

 Antes de la subida al refugio se hace una parada técnica, reagrupamiento y el café de Eduardo que  no puede faltar en ningún pateo.

 

La subida se hace muy dura, el desnivel y la altitud hacen mella en muchos de nosotros, pero como no hay prisa cada uno fue a su ritmo y en 5 hora estábamos en el Refugio; el atardecer, el vino y la compañía, hicieron que la tarde /noche fuera espectacular.

 

La hora prevista para levantarnos eran las 5:00 de la mañana , pero con el cambio de hora en la cabeza de todos, los despertadores empiezan a sonar desde la 3:00, entre risas, fiestas y algún enfado que otro, nos empezamos a poner en marcha. No hay nada como un buen desayuno para comenzar de nuevo con la aventura.

 

Frontal en la cabeza y muy bien abrigados, porque la temperatura en el exterior era de 1 grado, empezamos la ascensión a la cima, para ver amanecer desde allí. Íbamos llegando con algún que otro contratiempo, pero las caras una vez en la cima lo decían todo ¡ha merecido la pena!

 

Con los ánimos por las nubes por el reto conseguido, comenzamos el descenso de esa gran montaña,  aún nos quedaban 5 horas de camino por el sendero de Pico Viejo. La bajada se hizo especialmente dura por el cansancio acumulado, pero el sendero nos seguía sorprendiendo con sus paisajes, las piedras enormes y el picón se hicieron amigos nuestros y paso tras paso llegamos a nuestro destino.

 

Una vez en la guagua, dirección al restaurante Bodegón Campestre, el cansancio de todos, era evidente, pero no hay nada como un buen solomillo, para dar el colofón a nuestra aventura e ir planeando la siguiente.


Saludos Dolores

AddThis Social Bookmark Button
Última actualización el Miércoles, 02 de Abril de 2014 12:50
 

Escribir un comentario

Este es el sistema de comentarios del Club de Montaña de Firgas para su web www.clumonfir.es. Ahora puede comentar directamente las publicaciones que realicemos.
Por favor, sean respetuosos y disfruten de su visita a nuestra web.


Código de seguridad
Refescar